Un Blog con actividades, textos y teoría que pueden resultarte útiles en nuestra asignatura.

lunes, 20 de febrero de 2017

Rubén Darío: Carne, celeste carne de la mujer.


¡Carne, celeste carne de la mujer! Arcilla
-dijo Hugo-, ambrosía mas bien, ¡oh maravilla!
La vida se soporta,
tan doliente y tan corta,
solamente por eso;
¡roce, mordisco o beso
en ese pan divino
para el cual nuestra sangre es nuestro vino!
En ella está la lira,
en ella está la rosa,
en ella está la ciencia armoniosa,
en ella se respira
el perfume vital de toda cosa. [...]
Inútil es el grito de la legión cobarde
del interés, inútil el progreso
yankee, si te desdeña.
Si el progreso es de fuego, por ti arde,
¡Toda lucha del hombre va a tu beso,
por ti se combate o se sueña!

Pues en ti existe primavera para el triste,
labor gozosa para el fuerte,
néctar, ánfora, dulzura amable.
¡Porque en ti existe
el placer de vivir hasta la muerte
y ante la eternidad de lo probable!…


  1. ¿Qué es lo único que justifica la existencia humana según el emisor del poema? 
  2. Explica el valor simbólico de las siguientes palabras: lira (verso 9); rosa (verso 10); primavera (verso 20).
  3. Explica las metáforas que aparecen en los versos siete y ocho de esta misma composición.
  4.  ¿Qué rasgos del Modernismo reconoces en el poema? Justifica tu respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario