Un Blog con actividades, textos y teoría que pueden resultarte útiles en nuestra asignatura.

miércoles, 22 de marzo de 2017

LECTURA TERCERA EVALUACIÓN. Ramón J. Sender, RÉQUIEM POR UN CAMPESINO ESPAÑOL

Réquiem por un campesino español fue publicada en 1953 por Ramón J. Sender, pero la historia se sitúa antes de la segunda República y poco después del inicio de la Guerra Civil. La Guerra Civil trae consigo el exilio de gran parte de la intelectualidad española y de muchos escritores, que, como Ramón J. Sender continúan fuera de España su labor literaria. La evocación de la la España perdida, el recuerdo de la guerra, el deseo de recuperar el pasado y la nostalgia más o menos intensa aparecen en la mayor parte de los creadores en el exilio.
La novela que nos ocupa narra un episodio dramático, el asesinato de un joven campesino en un pueblecito aragonés por oponerse a unas circunstancias económicas, sociales y morales, que considera injustas.
El gran acierto de la novela es la forma en que se va conociendo la historia del protagonista, Paco el del molino: Mosén Millán se dispone a ofrecer una misa por el alma del joven, a quien había querido como a un hijo, un año después de su muerte, y reconstruye los hechos a través de sus recuerdos mientras espera a los asistentes. Tal vez el remordimiento, o cierto sentimiento de culpa estén presentes en el recuerdo del fracaso de su mediación, con la que creyó poder salvar al joven, y que sólo sirvió para entregarlo a sus ejecutores. El tiempo de la acción es, por tanto, breve, los treinta o cuarenta minutos anteriores a la misa de réquiem, pero el sacerdote va recordando la vida entera de Paco -26 años- a quien bautizó, casó y dio la unción antes de morir.
Estos recuerdos quedan interrumpidos por la llegada de los tres ricos del pueblo, quienes tuvieron mucho que ver con la muerte de Paco, y que se ofrecen a pagar la misa por su sentimiento de culpa.
Otros tres elementos, de índole inocente ahora y de gran carga poética, quedan de la vida de Paco y cortan los recuerdos del cura: el romance que va recitando el monaguillo y que los vecinos del pueblo dedicaron a Paco y que lo consagra como héroe; la ausencia del pueblo en la misa, lo que hace más fuerte su presencia: su silencio condena a los responsables; por último, la entrada del potro de Paco en el templo, que pone entre los que van a pagar la misa la incomodidad de lo incomprensible.
Tal vez extrañe que la narración transcurra serenamente y que no haya ningún tipo de acusación contra nadie: es el lector el que saca sus conclusiones, influido por el patetismo de la objetividad del narrador.
El relato se caracteriza por su sobriedad, por su sencillez, pero no está exento de elementos líricos que refuerzan la realidad dándole nuevos matices: Sender recurre a las cosas menudas y sin importancia aparente y las carga tanto de sentido que se convierten en símbolos.
Esta obra está considerada como una de las más logradas del autor, por su intensidad y capacidad de conmover. La tragedia de Paco es la tragedia de un pueblo y su historia no representa un hecho aislado en la vida del país; el tema de la obra no es producto de la fantasía de Sender sino una parábola que resume una tragedia nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario